LA PALABRA DIARIA Y UNITY

Por: Dr. Donald T. Moore

 

            La Palabra Diaria es una publicación mensual que contiene pensamientos bonitos y positivos con el fin de proveer sanidad física, mental y emocional para sus lectores. Muchos creen que presenta verdades cristianas, pero cuando se analiza sus sutilezas y sus interpretaciones metafísicas o simbólicas de la Biblia, descubrimos que en realidad enseña muchas ideas contrarias a la fe bíblica, pues para ella la salud, la prosperidad, la armonía, la felicidad y la salvación se logran al llenar la mente y la conciencia de pensamientos felices, de prosperidad, de paz, de amor y de ideas benévolas. La diseminación de las publicaciones de Unity School of Christianity por el correo hace que llega su mensaje a muchas familias católicas y evangélicas. A pesar de que sus esfuerzos principales no son dirigidos a la formación de iglesias Unity, en Puerto Rico hay seis en los pueblos de Santurce, Caguas, Ponce, Bayamón, Quebradillas y Dorado. El nombre oficial del movimiento en Puerto Rico es la Asociación Unity de Cristianismo Práctico, una entidad distinta a la escuela y casa publicadora.

 

            Como sistema de sanidad metafísica reclama promover la ciencia de la Mente en la vida diaria, la cual es una técnica para conocerse a sí mismo y para el dominio propio que cualquier persona puede usar. A la vez promueve una pausa espiritual -- el silencio -- y ofrece talleres de prosperidad. Reclama dar en términos positivos, lecciones fundamentadas en las enseñanzas de Jesucristo, adaptadas al mundo de hoy, apelando a los deseos de la gente de vivir vidas más abundantes y felices. Unity, por lo tanto, como movimiento religioso compuesto de los tres ministerios de oración, educación y publicación, reclama practicar, ante todo, lo que para ellos el Cristianismo implica.

           

Su desarrollo histórico

 

            Los fundadores de Unity eran un matrimonio. La Sra. Myrtle de Fillmore (1845-1931), como su organizadora en forma de escuela, fue por años una maestra de la escuela, enfermiza, criada en una familia fielmente metodista. Nació en Pagetown en el estado de Ohio y recibió una licencia como maestra después de un año de estudio en Oberlin College y viajó a Missouri para enseñar en la escuela pública y luego a Texas en busca de alivio de su tuberculosis. Estaba fascinada con la filosofía transcendentalista de Ralph Waldo Emerson y el pensamiento de James Russell Lowell.

 

            Su esposo Charles (1854-1948), cofundador y oriundo de St. Cloud, Minnesota, fue un paralítico desde su niñez, sufriendo de una enfermedad de la cadera y de una curvatura de la espina dorsal. A pesar de ser su madre de la Iglesia Episcopal, en su niñez no recibía instrucción cristiana y Dios no era importante en su vida hasta después de conocer a Myrtle en Denison, Texas, en 1876. En Clinton, Missouri, se casó con Myrtle (Mary Caroline Page) en 1881, cuya familia tenía un historial médico de tuberculosis. Al principio fueron al estado de Colorado a trabajar y luego se mudaron a Kansas City, Missouri, en 1884. Charles logró ganar una fortuna de $150,000 en el negocio de los bienes raíces, pero la perdió durante una depresión económica. Cuando ella tuvo otra recaída de tuberculosis que se complicó con las altas fiebres de malaria, su médico le dio sólo poco tiempo de vida. Pobres, endeudados y enfermos pensaron regresar a Colorado en la esperanza de que el clima árido le restauraría la salud a ella, pero debido a un sueño de Charles que le revelaba[i] que haría una gran obra en Kansas City, se quedaron. Juntos se acostumbraban a asistir a casi todas las conferencias locales sobre la salud.

 

            Dos años más tarde en 1886 a la edad de 41 Myrtle asistió a una conferencia sobre la salud desde el punto de vista del Nuevo Pensamiento[1] dictada por E. B. Weeks del Instituto Metafísico Hopkins. Este dijo algo que le impactó y cambió su vida para siempre: "Yo soy un hijo de Dios; por lo tanto, no heredo enfermedad alguna". Myrtle aceptó esa afirmación como verdadera y continuaba afirmándola. Aun comenzó a razonar de que la vida misma tiene inteligencia y que ella la podría dirigir con sus propios pensamientos y palabras. Posteriormente dijo, "Entonces se me ocurrió la idea de hablar a la vida en cada parte de mi cuerpo y forzarla a hacer precisamente lo que yo quería. Comencé a dar instrucciones a mi cuerpo y obtuve resultados maravillosos". Según Myrtle, hablaba palabras de verdad en silencio y en voz alta a cada centro de vida de su cuerpo hasta que los órganos comenzaron a responder. Pidió el perdón por haber abusado de su cuerpo y decidió no permitir a sí misma a sentir ansiedad o tener más pensamientos negativos. Así comenzó a descubrir la forma afirmativa de orar. Dentro de dos años dejó de ser una inválida, y según un tratado de Unity, debido a esos pensamientos desapareció su tuberculosis, y "ella comenzó a sanar a sus hijos y a los vecinos".

 

            Al principio Charles rehusaba aceptar esta nueva técnica metafísica de curación, pero estaba dispuesto a estudiarla, y sólo meses después decidió probar el método de meditación de su esposa, luego de un estudio de la ciencia de la mente y las religiones principales de la India. Escribió posteriormente que después de la práctica de la meditación por un tiempo, "Mis dolores crónicos terminaron. Mi cadera sanó y se fortaleció, y mi pierna creció hasta que en unos cuantos años boté la extensión de hierro que había usado desde mi niñez"[2]. La influencia de su esposa era clave en la conversión de Charles a la metafísica, pero no era la única razón. Ahora decidieron asistir a unas clases de Emma Curtis Hopkins (1853-1925) en Kansas City y al Instituto o Seminario en Chicago donde había estudiado el conferencista Weeks. Por unos 14 meses en 1884-85 la Sra. Hopkins había formado parte del equipo editorial de Mary Baker Eddy [3] de la Ciencia Cristiana en Boston, pero se rompió con ese movimiento y se mudó a Chicago donde fundó una escuela de metafísica, enseñaba y publicaba un periódico.

            Ahora con mucho celo para su nueva fe la pareja Fillmore alquiló un pequeño y humilde salón en Kansas City en 1889, y en abril comenzaron la publicación de su primera revista en inglés, que finalmente en 1890 se llamó Thought. Era una revista de la metafísica y del esoterismo con artículos escritos por creyentes en la Ciencia Cristiana, el espiritismo, el ocultismo y la teosofía. Cuatro años más tarde adoptaron el nombre de Unity que, según Charles, estaba dedicado a llevar un mensaje espiritual a la humanidad "desde una perspectiva independiente" que envolvía la selección de lo mejor "de todas las religiones". En 1892 Charles y Myrtle firmaron un documento llamado "Dedicación y Convenio", donde se comprometieron consagrar sus vidas, su tiempo y sus posesiones al "Espíritu de la Verdad" de la metafísica de Silent Unity (Unidad en el Silencio). En estos años, además de las publicaciones, Myrtle daba instrucción dos veces a la semana incorporando en sus clases "el principio de amor" enseñado por Jesús.

 

             En Chicago en 1893 durante una exposición que conmemoraba los viajes de Cristóbal Colón, la pareja se entusiasmó mucho por la filosofía hindú representada más tarde por el Swami Vivekananda [4]de la India. No solamente estas ideas sino las del espiritismo, rosacrucianismo, el Nuevo Pensamiento, Ciencia Cristiana, el cristianismo y la teosofía servían de caudal de conceptos incorporados en su enseñanzas, tales como la reencarnación, la dieta vegetariana y la meditación. Posteriormente fundaron seis otros periódicos en inglés, incluyendo la Daily Word. Al pasar los años comenzaron a surgir centros para el estudio de sus ideas a través del sur, medio oeste y oeste de los EE.UU.

 

            Otro ministerio de Unity que Myrtle comenzó tenía el propósito de curar o sanar. Con el tiempo se conoció como "Silent Unity" y prosperó económicamente. Además, cuando la necesidad surgió, formaron una sociedad de tratados, una escuela de correspondencia, una cafetería vegetariana y una casa publicadora para imprimir sus tratados, libros y revistas que diseminaban ampliamente sus ideas. Todas las unidades fueron consolidadas en la corporación de la Escuela de Cristianismo de Unity en 1914. Los fundadores con Lowell y Rick (Waldo Rickert), sus dos hijos, fueron los fideocomisarios con la autoridad de administrar el negocio, determinar sus propios salarios y designar a sus sucesores.

 

            Durante los primeros años publicaron un libro metafísico todavía usado por Unity como su libro básico. Se le pidió a H. Emilie Cady, una doctora en homeopatía y escritora por la revista sobre la ciencia cristiana editada por la Sra. Hopkins y por la revista Unity a escribir una serie de artículos. Se publicaron primero en una serie de doce lecciones en la revista Unity en 1894 y posteriormente se continuó publicándose en el libro Lecciones Acerca de la Verdad.

 

            En 1903 Unity adoptó un sistema de ordenación para sus líderes[5] y en 1921 los Fillmore se sintieron presionados a formular la Declaración oficial de fe de Unity. En 1966 a instancias de la Escuela Unity los centros, ya iglesias, formaron la Asociación de Iglesias de Unity, una entidad separada, y desde 1983 la Escuela Unity reasumió toda la responsabilidad para el entrenamiento y la ordenación de los ministros y pastores por medio del Programa de Educación Ministerial.

 

            Durante varios años Unity estaba afiliada con la Alianza Internacional del Nuevo Pensamiento, pero se salió definitivamente en 1922, pues para esa fecha el número de los estudiantes de Unity era mucho mayor que la de los otros movimientos metafísicos y la Ciencia Cristiana, que también la integraban. Su éxito que era superior a las otras organizaciones de curación mental se debe en parte al calor humano de la pareja Fillmore y también agregaron la motivación religiosa a sus consejos para la salud mental, emocional y física. Otro factor importante era la eficiencia administrativa.

 

            Durante los primeros años del movimiento, las convicciones de Myrtle fueron la fuerza principal, pero cuando ella murió en 1931, Charles asumió toda la dirección hasta contraer segundas nupcias con su secretaria personal Cora Dedrick. Luego, su nueva esposa y los dos hijos de su primer matrimonio fueron incluidos en la administración de la corporación. Cuando Charles murió en 1948, los dos hijos de los fundadores Lowell y Rick continuaron su labor en el movimiento que experimentaba un rápido crecimiento.[6] Su sede principal hoy se encuentra en Unity Village, Missouri, un suburbio de Kansas City. Su propósito original no era comenzar una secta religiosa, pues al principio la pareja Fillmore definió su movimiento únicamente como "una institución educativa independiente que enseñaba el uso de Jesucristo como doctrina en la vida cotidiana". No obstante, pronto desarrollaron sus propias escuelas dominicales y sus cultos de adoración que con el tiempo se reunían a la misma hora de las iglesias cristianas.

 

            Hoy Unity se considera un movimiento religioso y educativo y sus fundadores como pioneros y profetas de una nueva era. Existen centros de estudio e iglesias en 24 países, incluyendo a Puerto Rico y las Islas Vírgenes (EE.UU.). El primer Centro Unity reconocido oficialmente en español se estableció en San Juan en abril de 1951, con la ordenación de Rafaela Meléndez, cuando fue ordenada la primera ministro de habla hispana. Al principio la Asociación Unity de Cristianismo Práctico de Puerto Rico, afiliada a la Asociación de Iglesias Unity localizada y bajo la dirección de la ministro Rafaela Meléndez, se reunía en el Ateneo Puertorriqueño y después en el auditorio de la Biblioteca Carnegie en San Juan. Se inauguró la casa de la Asociación en Santurce en 1968. Luego de unirse su hermana, la Dra. Conchita Meléndez, al movimiento fue ordenada también ministro, y posteriormente otras dos mujeres.[7]

 

            Por medio del esfuerzo y la dedicación de Rafaela Meléndez el mundo de habla hispana comenzó a recibir los mensajes de "Silent Unity" en español a través de la revista La Palabra Diaria, la cual daba a conocer las enseñanzas del Nuevo Pensamiento. También tradujo varios libros de Unity. Hoy se publican 24[8] libros traducidos al español y cerca de 100 tratados y 15 tarjetas en las que hay pensamientos bonitos para afirmar y en los cuales meditar. Desde la década de los 1970 ha existido en Santurce un Instituto Unity de Cristianismo Práctico de P.R. dedicado a la preparación de ministros para trabajar en los países hispano parlantes. Además, se ha incorporado no solamente cursos y seminarios para adultos sobre la Biblia y otros libros espirituales y un servicio de ayuda por medio de las llamadas telefónicas sino las prácticas de curación y de meditación en los niveles metafísicos más profundos. Los cursos incluyen temas bíblicos, los ejercicios de la meditación practicados por los dos fundadores, el tipo de servicio de sanidad de Myrtle, la prosperidad y el éxito. En síntesis, Unity reclama ser "una escuela no sectaria que sigue las enseñanzas de Jesucristo y promueve el desenvolvimiento espiritual del individuo a través de la metafísica y el estudio de la Biblia interpretada desde ese ángulo metafísico".

           

Sus Prácticas y Doctrinas

 

            Unity nació como sistema metafísica[ii] de curación basándose en las experiencias de los Fillmore. Hoy continúa siendo principalmente un sistema para lograr la sanidad de lo que aqueja a los seres humanos y por ende, no los permite vivir una vida plena de salud, felicidad, paz y prosperidad. Este movimiento religioso no es la única secta que haya desarrollado en parte o totalmente en respuesta al enigma del dolor y el sufrimiento humanos.[9] En este sentido comparten el cristianismo del primer siglo, el budismo de Gautama Buda, la ciencia cristiana de Mary Baker Eddy, la cienciología de Hubbard[10], el pentecostalismo y los adventistas del Séptimo Día de Elena de White[11] aunque los enfoques de Unity son a veces muy distintos a éstos. Unity afirma ser un sistema para conseguir la libertad o la salvación de todo sufrimiento, "todas tus aflicciones" y toda carga pesada tales como la enfermedad, la esclavitud, la pobreza, el temor, el materialismo -- "en fin, [somos] libres de todo mal".

 

            En Unity ¿cómo puede uno ser sanado[12]? Enseña que absolutamente todo comienza con ideas o pensamientos en la Mente Divina que luego se expresan en palabras y afirmaciones y por último en manifestaciones. Las ideas o pensamientos negativos crean las enfermedades, la pobreza y otros males que contribuyen a la infelicidad y la falta de armonía entre los seres humanos. Por lo tanto, es necesario transformar estas ideas dentro de la mente en pensamientos bonitos, positivos y optimistas, pues todo ser humano tiene el derecho de heredar una salud perfecta, porque somos todos hijos de Dios.

 

            Para lograr esto hay afirmaciones o declaraciones positivas de la Verdad eterna que se repiten con frecuencia, aunque al principio uno no palpe ninguna mejoría en el cuerpo o en el medio ambiente. Es esencial orar y seguir meditando en estos pensamientos positivos. La oración, una forma de decreto espiritual para transformar a uno mismo, incluye la invocación, la afirmación en el silencio, la negación, la concentración y la meditación. Las palabras son muy poderosas y con la persistente repetición comienzan a efectuar el cambio. De esta manera las mismas células del cuerpo comienzan a revivir hasta su restauración completa a la salud. Todo esto envuelve los estados de conciencia de la mente. Fillmore aun sugiere que este método metafísico de curación tiene la posibilidad de eliminar la muerte del cuerpo, de manera que en vez de degenerar, rejuvenece. De hecho a la edad de 92 años Charles predijo que "su cuerpo cambiaría en apariencia del de un viejito a un jovencito con un cuerpo con perfecta salud". No obstante, eso se probó ser una ilusión, pues murió dentro de dos años. Entonces sólo le quedaba su otra creencia en la reencarnación (Artículo 22 de su Declaración de Fe).

 

            ¿Cuáles son las cuatro negaciones[13] para los pensamientos erróneos básicos? Primero, "El mal no existe", pues es únicamente la falta de lo bueno o un mal aparente. Segundo, "No hay en ninguna parte falta de vida, sustancia e inteligencia", lo espiritual es lo real dondequiera y en todo. Tercero, "El dolor, la enfermedad, la pobreza, la vejez y la muerte no pueden vencerme porque no son lo real". Cuatro, "No hay nada que yo deba temer en todo el universo, pues mayor es El que está en mí que el que está en el mundo". Además, específicamente se niega el egoísmo, la envidia, la malicia, los celos, el orgullo, la arrogancia, la venganza y la obstinación.

 

            ¿Cuáles son las cuatro afirmaciones básicas? H. Emilie Cady en Lecciones acerca de la Verdad, el texto principal actual, incluye estas. Primero, "Dios es vida, amor, inteligencia, sustancia, omnipotencia, omnisciencia, omnipresencia". Segundo, "Soy un hijo o manifestación de Dios, y Su vida, amor, sabiduría y poder fluyen en todo momento en y a través de mí. Soy uno con Dios, y soy gobernador por Su ley". Tercero, "Soy Espíritu, perfecto, santo, armonioso. Nada puede hacerme daño o causarme enfermedad o temor, porque el Espíritu es Dios, y a Dios no se Le puede hacer daño o causar enfermedad o temor. Manifiesto mi verdadero ser a través de este cuerpo ahora". Cuarto, "Dios obra en mí para hacer que yo quiera y haga todo aquello que El desea que yo quiera y haga, y El es infalible.[14]"

 

            ¿En base de qué apoya esta filosofía metafísica que Charles llamó el nuevo cristianismo? Se apoya principalmente en la experiencia inicial de curación de los fundadores y sus revelaciones e interpretaciones. Luego la pareja estudiaba muchos cursos de metafísica y encontró apoyo en ciertos textos bíblicos y otros libros sagrados, pero en sus publicaciones trata de apoyarse principalmente en la Biblia y en la experiencia ejemplar de Jesús de Nazaret. Además se apela a la lógica y a la evidencia científica de su época y a ciertos pensadores.

 

            La frecuente referencia a la Biblia en sus publicaciones hace imprescindible un análisis de sus normas para su interpretación, pues las citas constantes de textos bíblicos le da una apariencia de ser una enseñanza basada y fundamentada en la Biblia. Su uso y manejo selectivo de los pasajes son tan sutiles que uno que no esté entrenado en la interpretación bíblica o no tenga un fundamento en ella difícilmente se da cuenta de la forma incorrecta de su aplicación. Esto se hace con más astucia al no incluir con frecuencia el capítulo, versículo y nombre del libro donde se encuentran las frases u oraciones citadas de manera que dificulta la comparación del contexto de la cita bíblica con su uso en la publicación del movimiento. De esta manera Unity saca los versos de su contexto literario e histórico dándoles casi siempre un sentido muy diferente al del escritor sagrado. Además, la Biblia sirve sólo como un libro esencial de referencia.

 

            Para los estudiantes de Unity la forma correcta y normal de interpretar la Biblia es alegórica o simbólica. Fillmore hacía hincapié en que cada lección bíblica ilustra alguna fase de la acción mental y se aplica a la vida personal según la necesidad más apremiante del momento. Si uno no busca la lección mental en su lectura de la Biblia, se descubre nada más que un significado superficial de la verdad en vez de la luz interior oculta. Pero si el lector entiende que los personajes del relato bíblico representan las ideas en la misma mente de uno en vez de tratarse de la historia, entonces comprende el significado y puede descubrir la manera de resolver todo problema en la vida.[15] Para dilucidar esto mejor, Charles preparó un diccionario metafísico de la Biblia (Metaphysical Bible Dictionary, 1931) que se sigue publicándose hasta el día de hoy. Este tipo de interpretación le permite a uno asignar a las palabras de Jesús y de los profetas cualquier significado que el intérprete desea y después reclamarlo como enseñanza cristiana, fundamentada en la Biblia. Este es la hermenéutica que usan para reinterpretar las doctrinas principales de la fe cristiana.

 

            Unos ejemplos de esta metodología son los siguientes: el árbol en el huerto de Edén es el sistema nervioso simpático. El Exodo del pueblo de Egipto ilustra como el alma humana desarrolla una conciencia espiritual de un conocimiento animal o sensual. El tiempo de la plenitud (Gál. 4:1-7) significa la hora para uno de ser libre, de dejar de ser esclavo y ejercer dominio sobre todas las cosas materiales. Los muros de Jericó que caerán ante los ojos del practicante de la Verdad de la Metafísica Cristiana son las cosas que impiden a uno realizar los deseos. La Palabra hecha carne (Jn 1:1-18) ocurre en cada ser humano una vez que las palabras de Verdad hayan iluminado la luz verdadera adentro de uno donde antes había oscuridad. El reino de los cielos o de Cristo o de Dios se alcanza aquí en la tierra cuando se cristaliza la hermandad universal en la cual todos se aman y siguen las Leyes divinas. Se trata además de un reino interior donde uno puede experimentar la paz de Jesucristo. Es el éter o la cuarta dimensión. Cuando Jesús cumplió la ley y los profetas (Mateo 5:17-18), lo que hizo fue demostrar que la ley natural y espiritual eran una. Mateo 24 describe lo que está ocurriendo en el siglo XX, pues el relámpago de la segunda venida de Cristo se trata de que la Mente crística vivifica la luz cósmica, la cual la ciencia interpreta como la ley natural.

 

            La palabra regeneración no se refiere a un renacer espiritual sino a una transformación del cuerpo por medio de las palabras de negación y afirmación, pues por medio de su dominio y autoridad sobre las células vivientes, se edifica su mente y cuerpo visibles. El YO SOY es la parte eterna y divina adentro de cada ser humano. La sangre de Cristo representa la vida primordial del Ser divino. El día de juicio significa cualquier día que cosechamos el fruto en el cuerpo o en asuntos personales como resultado de algún pensamiento o palabra nuestra. La parábola del hijo pródigo enseña acerca del pecado de la escasez y como ganar la abundancia y la prosperidad. Las doce tribus de Israel se refieren a las doce facultades de la mente humana que está funcionando bajo la dirección del YO SOY. Son la fe, la fuerza, la sabiduría en el juzgar, el amor, el poder, la imaginación, la voluntad, el entendimiento, el orden, el celo, la renunciación o la eliminación y la vida.

 

            El sistema metafísica de Unity conlleva ciertos conceptos y supuestos que forman la estructura de su filosofía que, aunque sutilmente introducidos, forman la base esencial para sus enseñanzas optimistas parecidas a veces a los conceptos idealistas de Platón y las sectas hindúes. Se recalca repetidamente por medio de diferentes metáforas ciertas enseñanzas acerca de Dios, Jesús, el Cristo, el ser humano y la naturaleza. Esta base filosófica comienza a dilucidarse cuando uno logra a descifrar el significado del nombre oficial del movimiento. Le fue revelado el nombre Unity a Charles sólo después de que la pareja se vio obligada a descontinuar el uso del nombre ciencia cristiana debido a las objeciones de Mary Baker Eddy.

 

            ¿A qué se refiere el nombre Unity? Puede ser traducido como "unidad" o "unión" y se refiere a la realización suprema del ser humano de su unidad o unión directa con Dios, la Mente creativa. De la misma manera que Jesús era uno con su Padre, también en el día de hoy toda persona puede alcanzar la misma unión y ser uno con Dios.[16] De esa unión fundamental con la Mente omnipresente, omnisciente y omnipotente y su ley se desprenden las afirmaciones positivas de que se es UNO con la vida, la sabiduría, el entendimiento espiritual, el amor, la justicia, la bondad, la generosidad, la misericordia, la salud y la naturaleza. Esa unión o unidad con el Principio y el Espíritu universales hace que fluye la paz como un río por la mente del estudiante de Unity. La unión con lo divino también hace que uno sea uno con todas las cosas creadas de la naturaleza. Además, del nombre del movimiento se desprende la realidad de que el ser humano es completamente unificado e integrado en cuerpo, espíritu y alma, los cuales son uno e inseparables.

 

De esta comprensión del significado del nombre del movimiento podemos comenzar a entender su concepto de Dios como Principio inmutable, Espiritual y Divina, una Súper Mente Cósmica Creativa inmanente e interno a toda la creación. Es una sustancia que es Padre-Madre, energía y Espíritu. Es Jehová un principio impersonal e inmutable que opera por medio de sus leyes. Como el Dios morador o interno o inmanente habita adentro de todo ser humano y se identifica como el Cristo interno o el Espíritu Santo adentro de uno. Puesto que Dios no es un ser personal, en la oración no se le ruega o pide nada; sólo se afirma verdades bonitas y positivas que uno quiere que ocurran o sean ciertas.

 

            Asimismo, el ser humano es Dios manifiesto, pues a la vez que tiene una parte inmortal, se hace divino, porque tiene una supermente con un potencial ilimitado. No tiene límites debido a que una luz espiritual o chispa innata forma parte de cada persona. A veces se identifica ésta como el Cristo morador, el Cristo adentro de uno, el Espíritu de Verdad, el Cristo manifiesto, el íntimo yo o el yo espiritual. Debido a nuestra naturaleza tenemos la misma capacidad de hacer las mismas obras que hizo Jesús, pues en realidad no hizo ningún milagro, porque sólo siguió la ley divina uniendo la mente con la naturaleza. Eso también podemos nosotros llevar a cabo y hacer "milagros" tan grandes como él. Cabe señalar que esta postura de los Fillmore es panteísta y monista, porque todo es Dios, pero uno bueno y accesible. Es uno de los conceptos que le une a los otros movimientos de la Nueva Era.[17] Con frecuencia Unity identifica a Dios como Espíritu, la energía creadora que causa la existencia de toda cosa visible y material. Es el Espíritu Santo, Espíritu interno que a su vez es el YO SOY o el yo divino.

 

            Se identifica a Jesús como el Maestro, el Nazareno, "nuestro ejemplo más noble de una vida perfecta", pero no lo necesitamos a él como nuestro mediador, porque toda persona tiene "acceso directo a todo lo que hay en Dios". Sin embargo, Jesús fue "la manifestación más completa y plena de la Mente única que jamás hubo". Esto significa que más sabiduría divina se hizo visible en él que en cualquier otro ser humano que haya vivido. De la misma manera que el Padre se privó de Jesús, también nosotros tenemos que abandonar las ideas falsas engendradas en nuestras mentas. Tenemos que reemplazar la ilusión de que inevitablemente el ser humano peca con la "verdad" de que somos en realidad hijos perfectos de Dios. De esta manera la sangre de Jesús limpia nuestras vidas y nos hacemos a nosotros mismos nuevas criaturas. Su resurrección [18]no se trata de la resurrección del cuerpo, sino se refiere a que él estaba dispuesto a morir a sí mismo y así formar una vida nueva. Era una manifestación de la comprensión de Jesús de la transmutación de la sustancia, pues resucitó su cuerpo de la carne a un nivel energético superior, a la vida potencial y su sustancia. En la cruz Jesús ejemplificó lo ideal divino para el ser humano. El amor de Cristo fue vivido por Jesús. Nadie más había alcanzado este nivel anteriormente. En pos de su ejemplo, todo ser humano tiene que morir a sus viejas ideas a una vida nueva consciente del Espíritu morador adentro. De esta manera aprenderemos a conocerle mejor, pues el estudio de la mente revela a Dios.

 

            Para Fillmore en realidad Cristo no es Jesús,[19]sino es la mente súper consciente, la conciencia crística o la conciencia espiritual adentro de todo ser humano. Reside el Cristo para siempre dentro de la parte invisible de la naturaleza humana.

 

            ¿Qué es la esencia del ser humano? Somos la Verdad, el amor, la sabiduría y la vida. Manifestaremos estas características divinas a medida que desarrollemos la divinidad dentro de nosotros, pues somos manifestaciones de Dios, aunque se trata de un Ser triple, compuesto de espíritu, alma y cuerpo, que en realidad es uno. El Espíritu es la parte incambiable y absoluta, el ser más real e íntimo y el Padre en nosotros. De manera que se es divino en un cuerpo visible. El alma se refiere a la mente consciente o la conciencia de la mente. Aunque el ser humano tenga libre albedrío, como mente mortal es un ser divino e inmutable. Todo ser humano es hijo de Dios y eso incluye todo pagano, pues sólo tiene que descubrir el Espíritu en su interior. En realidad Dios y el hombre se refieren a la conciencia humana, la unión del Padre morador y el Espíritu Santo, y adentro de ella se encuentra otro libro de Vida o fuente de autoridad que tiene tanto o más valor que la Biblia.

 

            En resumen, Unity enseña que debemos buscar consejo y dirección del Espíritu de Verdad dentro de nosotros, del Maestro en el ser de cada persona. Le dice a uno: "Vuélvete al Espíritu de Verdad en ti, obedece sus inspiraciones, y no podrás desviarte del camino recto". Enseña la unidad del hombre con Dios y, a través de El, con todos los seres humanos, pues somos una hermandad universal. Se rompe esta unidad si pensamos que nosotros y otros existimos separados de El. Unity reclama estar en perfecto acuerdo con lo que es bueno y verdadero en las enseñanzas de toda escuela de pensamiento y de toda religión. Sostiene que el reino de los cielos está adentro de nosotros, a nuestro alcance en esta vida, según abrimos nuestra conciencia a la dirección de nuestro Maestro, el Espíritu de Verdad.

 

            Unity busca en el mensaje de Jesús aquellas enseñanzas que sirven para guiar a uno aquí y ayudarle ahora mismo a enfrentar a las dificultades con éxito. Como Charles dijo, "Utiliza a Dios a toda hora del día". "No puedes usar a Dios con demasiada frecuencia. A El Le gusta que Le usen, y mientras más Le uses con más frecuencia Le usas y Su ayuda se volverá más placentera". Así que Unity tiene el propósito de usar las enseñanzas de Jesús de tal modo que ayude a las personas a desarrollar confianza en sus propias capacidades y potencialidades.

 

Evaluación.

 

            Desde el lado positivo Unity ha desarrollado una filosofía religiosa que ayuda a ciertas personas con problemas emocionales, psicosomáticos y el estrés mental a mejorar la calidad de sus vidas hoy. Reconoce que hay un vínculo estrecho entre la mente y el cuerpo. El calor emocional religioso de Silent Unity, el grupo que maneja las peticiones para orar y su evidente interés en las personas, es otro elemento positivo.

 

            No obstante, enseña muchas doctrinas contrarias a la Biblia. Entre ellas está la idea de que el problema principal del ser humano no es el pecado [20]delante de un Dios santo sino se trata de errores en su pensamiento. Su necesidad principal no es el mensaje de redención por medio de la muerte de Jesús, sino ejemplos y palabras de negación y afirmación que borran las ideas equivocadas de nuestra conciencia. Entonces, Jesús no fue el Unigénito Hijo de Dios en la carne sino un ser humano que demostró el ideal del Cristo a la perfección. Tampoco hizo un sacrificio expiatorio en la cruz por nuestros pecados sino sólo dio un ejemplo del poder de la mente sobre la materia. Tampoco resucitó milagrosamente sino demostró el poder del control del pensamiento. En consecuencia, en esencia la fe resulta ser una vara mágica que utiliza el principio divino para satisfacer los deseos personales. Se proclama lo que es útil como si fuera lo verdadero. Se substituye la gracia y la misericordia de Dios por el poder del ser humano para logar o alcanzar su ser más elevado. El error inicial de este sistema de curación mental es que universaliza las propias experiencias de los fundadores. Parten de la premisa de que el problema de salud de ellos es el mismo de todo ser humano y la forma más correcta de sanidad fue la que ellos descubrieron y es siempre aplicable a todo ser humano. Esto les ha llevado a suponer que la sanidad de todos los males que aquejan a la humanidad se encuentran siempre en la mente, los pensamientos y las palabras que niegan y afirman. No cabe duda de que a veces el dolor, el sufrimiento y la enfermedad son condiciones mentales que tienen posibilidades de mejorarse y aun en ciertos casos a ser eliminados por medio de pensamientos positivos, pero no siempre es así. Aun Charles siempre tenía una pierna lisiada y los dos fundadores murieron y fueron enterrados.[21] Así sucedió con Mary Baker Eddy de la Ciencia Cristiana también y otros pensadores metafísicos y del Nuevo Pensamiento.

 

            ¿Puede el dolor, la enfermedad y el sufrimiento humanos tener significado aunque uno no se sane? Evidentemente para los Fillmore lo único que significa es que las personas no han logrado practicar correcta y completamente su método de curación. De esa manera se culpa a las personas del problema sin ofrecerles consuelo alguno. Tampoco les provee un propósito creativo en medio del dolor. Del otro lado, la Biblia abarca un enfoque mucho más completo en relación con el dolor.[22]

 

            El apóstol Pedro reconoció que a veces uno sufre "como cristiano" (I Pe. 4:16) y señala tres actitudes cristianas ante la prueba (4:12-19). Aunque las pruebas son inevitables en esta vida, varían su intensidad, la clase de pruebas y nuestras actitudes hacia ellas. No es cierta la idea de que Dios por ser bueno quiere siempre perfecta salud para todos. La primera actitud cristiana que sugiere Pedro es la de aceptar la prueba, el fracaso o la calamidad como según la voluntad de Dios (4:19). La solución no es culpar a Dios o a nosotros mismos, y no necesariamente se debe a la falta de fe. Tampoco se soluciona culpando a Adán y Eva por el problema o pretendiendo que no existe. Tampoco es culpar a otros, tal vez los padres, por ella (compara Jn. 5:7 y Jn. 9:3). José, el cuarto patriarca israelita, reconoció que a veces era la voluntad de Dios para uno tener que sufrir en este mundo imperfecto para lograr un bien o la salvación de otros (Gén. 50:14-21). Siempre tenía una actitud positiva y nunca vengativa. Siempre estaba dispuesto a perdonar.

 

            La segunda actitud según Pedro es aceptar la prueba con gozo (I Pe. 4:13). Una reacción típica nuestra es la misma de Noemí, cuyo nombre significa "mi deleite o placentera". Cuando regresó de Moab con Rut después de que murieron sus dos hijos y esposo, sus anteriores vecinos israelitas la reconocieron, pero ella les decía que ahora su nombre era "mara" - amargura. Las calamidades en la vida habían cambiado su actitud y carácter a una visión totalmente negativa. La actitud cristiana superior ante las experiencias angustiosas de la vida tampoco es la conformidad o la resignación, pues los mismos estoicos griegos promulgaron esa actitud ampliamente. No basta sentirse conforme con el destino de uno. Más bien Pablo y Silas en la cárcel de Filipo demostraron la actitud cristiana al cantar mientras que permanecieron encarcelados en el interior de una prisión infeliz (Hch. 16). Manifestaron su actitud de gozo al aceptar el dolor que sentían. En otra ocasión el encarcelado apóstol Pablo envió una carta de gozo, pues a pesar de sus vicisitudes en la vida de servicio para Dios aconsejaba a otros: "¡Regocijaos en el Señor siempre! Otra vez lo digo: ¡Regocijaos!" (Fil. 4:4). La victoria sobre el dolor no es solamente su eliminación, sino uno puede estar lleno de alegría en el mismo medio de sentirlo (Fil. 1:18).

 

            La tercera actitud cristiana ante la prueba es la de glorificar o alabar a Dios por ella (1 Pe. 4:16). Algunos quieren resolver todos sus problemas antes de servir al Señor, pero podemos glorificar a Dios en el mismo medio del dolor tal como lo hacen las ostras, pues hacen perlas de sus dolores angustiosos y así enriquecen la vida de otros por la gloria de Dios. De manera que hay victoria del espíritu aunque el dolor no desaparezca del cuerpo durante esta vida.

 

            Otro error importante es que Unity carece de un entendimiento bíblico de Dios, pues Dios no es una parte innata dentro de los seres humanos y la naturaleza que nos rodea. Podemos agrupar a las religiones mundiales conforme al lugar donde esperan encontrar a Dios. Las religiones místicas esperan encontrar a Dios dentro de uno mismo por medio de las experiencias extáticas. Para éstas Dios se manifiesta a sí mismo en y por medio del éxtasis o la visión beatífica que une al ser humano con el universo, el Uno. Así cada ser pierde su individualidad al fusionarse con la divinidad cósmica. Se siente transformado por lo divino en una unión indivisible momentánea y fugaz. Es por medio de la meditación y ciertas técnicas como la yoga que se logra. Esta experiencia sublime e inefable hace que en general los místicos sean indiferentes a la formulación de los credos y dogmas. En el caso de Unity recalcan la meditación en el silencio, la negación, la afirmación y la oración como medios de realizar esta unión o unidad con Dios. Charles no quería preparar una confesión de fe o comprometerse siempre a ella. Este concepto místico es panteísta, pues Dios forma parta de todo lo que hay en el universo o es el conjunto de todo lo creado.

 

            Otras religiones se clasifican como sacramentales. En éstas se busca a Dios en cosas, objetos o lugares sagrados, sean flora, fauna, comida, ríos o montañas.

 

            Una tercera clasificación agrupa las religiones que buscan la presencia de Dios en eventos históricos de la sociedad y en las palabras inspiradas de los profetas. Los acontecimientos, frecuentemente vaticinados de antemano, incluyen el surgimiento o la caída de imperios, las naciones o las ciudades, la liberación de un pueblo de la esclavitud y la vida histórica de algún hombre significativo. También ven la mano de Dios en los eventos de su propia experiencia. Estas se identifican como religiones proféticas. Sólo secundariamente, reconocen la manifestación de Dios en los eventos extraordinarios o desastres naturales de la naturaleza.

 

            El cristianismo bíblico es una de estas. Jehová se manifestó a sí mismo en la historia de la redención especialmente cuando hizo posible el éxodo de su pueblo de Egipto. Se manifestaba también en la conservación del pueblo escogido de Israel del exterminio por sus enemigos a pesar de que tuvieron que sufrir el exilio y confrontar los retos de los dioses paganos. Luego Dios estaba en Cristo Jesús durante su ministerio terrenal en la Palestina en el primer siglo y le dio la victoria sobre los poderes malignos por medio de su muerte sustitucionaria en la cruz y la resurrección corporal a los tres días. Después, envió al Espíritu Santo, otro de la misma clase de El que ayudara y consolara, para dar poder a su pueblo a vivir una vida de paz, gozo y esperanza (Rom. 15:13). Dios no es un Cristo morador en todo ser humano, pero Cristo por medio del Espíritu Santo sí toma habitación adentro de su propio pueblo, en los que lo aceptan al Señor como su soberano y salvador. Dios mora únicamente en aquellos que él adopta como sus hijos. Contrario a Unity, nadie por naturaleza humana tiene una chispa de Dios adentro de él. También, Unity hace el error de confundir a Dios con sus atributos o características haciéndolo un Principio o Ley impersonal.[23] La Biblia representa a Dios con las cualidades de una persona -- habla, recuerda, ve, escucha, crea, sabe, juzga y escoge. Por consiguiente, el Dios bíblico es personal, pues se trata de un ser consciente de sí mismo que siente nuestro dolor, compadece de nosotros, nos brinda su amor día en día y abre el camino para nuestra morada eterna en su presencia.

 

            Otro error muy significativo de este movimiento es su modo de interpretar la Biblia. No es cierto que la interpretación más profunda de ella siempre es la alegórica o la simbólica que descubre un significado oculto. Más bien el principio básico es que a veces se interpretan las palabras sagradas literal y a veces simbólicamente.[24] Una interpretación literal es una que significa exactamente lo que dice y nada más mientras que una interpretación simbólica reconoce que hay metáforas, es decir, expresiones que representan algo que no es idéntico a las mismas palabras. Por ejemplo, la paloma que llevaba una hoja en su pico a Noé dentro del arca fue exactamente eso (Gén. 50:20), pero la paloma que estuvo presente en el bautismo de Jesús representaba al Espíritu Santo (Mt. 3:16). Obviamente Jesús interpretó pasajes del Antiguo Testamento literalmente en diferentes ocasiones al aplicarlos a su propia vida mesiánica. Lo mismo hicieron también los apóstoles. Es importante subrayar que interpretar algo como símbolo no quiere decir que no existe una realidad detrás de él; más bien es lo contrario. Más allá de su fachada existe una realidad. También una acción histórica puede tener significado simbólico como en el caso de la selección de los doce apóstoles por Jesús que representa la formación del nuevo Israel, pero no siempre hay algo oculto o simbolizado en un acto histórico.

 

            Unity quita la importancia de la revelación de Dios por medio de la historia al insistir que los eventos y personajes de la narración siempre representan aspectos de la mente. Eso cambia radicalmente la revelación histórica de la redención, pues en la Biblia la revelación normalmente consta de evento y la interpretación de ese acontecimiento, como es el caso del significado de la muerte de Jesús de Nazaret.[25] Pero es importante reconocer que existe una progresión en esa revelación bíblica que culmina con la crucifixión y la resurrección del Señor como el cumbre incomparable de la revelación divina al ser humano.

 

            Pero ¿cómo podemos saber cuándo se interpreta literal o simbólicamente? Allí precisamente es parte del gran problema de la hermenéutica. Pues sencillamente no existe 100% acuerdo entre dos cristianos aunque sean sinceros. De otro lado, son incorrectos los estereotipos que acusan a uno o al otro de siempre interpretar literal o simbólicamente. Sencillamente nadie interpreta toda la Biblia literal o toda ella simbólicamente -- ni los católicos ni los más fundamentalistas. Aun los de Unity toman las palabras de Jesús literalmente en cuanto a que sus seguidores harán milagros más grandes que Jesús. También lo reconoce como el máximo líder espiritual que vivió en la historia del primer siglo. El problema no es que uno siempre lo interpreta de una manera o de otra, sino el problema es ponerse de acuerdo cuándo es literal y cuándo no lo es.

 

Existen varios criterios que nos pueden ayudar a reconocer la manera más apropiada en determinados casos. Primero, ¿cuál fue la intención o el propósito del autor cuando escribió el pasaje? Si lo escribió como metáfora, entonces es muy probable que así sea. Si no, entonces no. Segundo, el género literario nos puede ayudar, pues si es poesía, es muy probable que haya muchas metáforas, y por ende muchos mensajes simbolizados. Si es historia, entonces hay más probabilidad de que haya muchas referencias literales, pero no necesariamente todo lo narrado sea así ... y aquí el tercer factor nos ayuda: el contexto del pasaje en el párrafo, capítulo y libro donde aparece. Con frecuencia los versos que rodean el pasaje precisan explícita o implícitamente el sentido o literal o figurativo. Y cuando así lo identifica como tal, debemos acatar a dicha interpretación. Si es una parábola, entonces se debe reconocer que normalmente enseña una sola lección principal y, que a menos que el contexto literario asigne significados a las detalles, no deben ser interpretadas alegóricamente. Es decir, no se debe buscar un significado figurativo o escondido a cada detalle de la narración. Más bien hay que encontrar la idea principal en el evangelio o libro dentro de su contexto literario.

 

            Cuarto, ¿provee una interpretación simbólica una explicación adecuada para lo que el escritor pretende comunicar? A veces una interpretación figurativa u oculta es absurda, igual que la insistencia de una interpretación literal en el caso de las figuras grotescas en la literatura apocalíptica de Apocalipsis y Daniel.

 

            Si usamos estos cuatro criterios en conjunto, entonces es obvio porqué la paloma de Noé es una ave literal y la del bautismo de Jesús no es. Asimismo, estos cuatro principios nos capacita a determinar mejor el significado de muchos otros pasajes de la Biblia.

 

            Concluimos, pues, que Unity con sus peculiaridades de ningún modo puede ser clasificado como un movimiento cristiano, mucho menos el nuevo cristianismo, sino se trata de una distorsión metafísica que hace hincapié en la curación a la vez que hace el esfuerzo de reclamarse el restaurador de las grandes verdades de Cristo y de la Biblia. Es mejor clasificarlo dentro de la misma categoría de las religiones místicas orientales, pero a la vez disfrazado como cristiano[26] (comp. Mt. 7:15; 10:16). Con esto no queremos decir que no contiene ninguna verdad, sino que no se han incorporado las verdades centrales de la fe cristiana y de nuestro Señor Jesucristo, el Unigénito Hijo de Dios.

 

Un Plan [27]para Testificarles

 

Se puede testificar a los estudiantes de Unity de manera que se den cuenta de la diferencia en su plan de salvación y la bíblica, pues el evangelio de Unity comienza con buena noticia pero termina con malas nuevas que ellos mismos expresan sin darse cuenta. Es mejor que ellos mismos describan su camino a la salvación y se hace esto preguntándoles acerca de su entendimiento de dicho camino. Mientras que ellos lo describen, escuche por las palabras claves que señalan la salvación como producto del esfuerzo humano por medio de un proceso gradual para manifestar una conducta de perfección. Para sugerir la salvación como producto del esfuerzo humano, usan palabras como lograr, obtener, demostrar, probar, y ganar y a veces comparan a Dios con una montaña a la cual todo camino llega. Note que en este ejemplo se destaca el esfuerzo humano. Para sugerir de que se trata de un proceso gradual, usan palabras como sendero, jornada, meta, paso, progresión, programa y reencarnación. Para sugerir de que se caracteriza por la manifestación de algún patrón de perfección, señalan su propia perfección ya existente por herencia como hijos de Dios y que ahora tienen que exteriorizar la realidad interior. Usan diferentes frases para expresar esto, tales como manifestar el Cristo que está adentro, tomar el control de su vida, demostrar el amor incondicional y el perdón, manifestar la salud perfecta o efectuar la paz mundial.

 

            Una vez que el estudiante de Unity haya terminado su explicación, uno puede señalarle estas tres clases de palabras que usaron. Luego hágale ver que aunque su evangelio comienza con buenas noticias, termina con malas nuevas, pues ellos tienen que merecer la salvación por medio de sus propios esfuerzos que pueda que envuelva innumerables vidas para alcanzar una evasiva perfección. La experiencia debe enseñar a todos que lograr la perfección es una imposibilidad para el ser humano. De otro lado, el evangelio de Jesucristo comienza con la mala noticia de que la humanidad es pecaminosa y que "la paga del pecado es muerte" eterna, pero termina con las buenas nuevas, pues la salvación -- y eso incluye el perdón de los pecados, la vida eterna y la perfección -- es gratis, puesto que ella no depende de nuestro esfuerzo humano o nuestra habilidad de manifestar la perfección, sino depende únicamente de la gracia de Dios (Ef 2:3b-5, 8-9). La salvación cristiana tampoco depende de un largo y lento proceso, sino es un regalo que se recibe instantáneamente por fe en la obra realizada ya por Jesucristo. Además, Jesús de Nazaret alcanzó la conducta de la perfección por nosotros. Cuando nosotros confiamos en él, se nos pasa o transfiere su justicia a nuestra cuenta (2 Cor. 5:21). Así que la diferencia entre los dos caminos de salvación es la de ganar un salario y la de recibir un regalo (Ro. 4:4-5).

 



[1] Se trata de un movimiento del siglo pasado con gran atractivo para las mujeres en el cual se hacía un esfuerzo a unir al cristianismo con las ciencias, inclusive la de la mente y de sanidad. Reconocía la importancia de lo espiritual más allá del mundo físico y por eso usaban el término metafísico. Además, a veces se usaba el nombre ciencia cristiana genéricamente.

[2] Nunca dejó de cojear del todo aun en su vejez, pues su pierna seguía lisiada o inválida a pesar de muchas horas en el silencio repitiendo decretos espirituales u oraciones.

[3] La Señora de Eddy reclamaba a Phineas P. Quimby (1802-1866) de Maine como el sanador mental quien la restauró a la perfecta salud de su estado de desesperación. Una de las principales diferencias entre la Ciencia Cristiana y la Unity es que ésta acepta la idea de que Dios se expresa en sustancia (materia) tanto como mente y espíritu mientras que para la Ciencia Cristiana la materia es ilusoria, pues niega la existencia real de ella. Además los Fillmore usaron fuentes adicionales como autoridades, pero no a Eddy o su libro Ciencia y Salud con Clave de las Escrituras. Otras dos diferencias son la creencia de la Unity en la regeneración de las células del cuerpo y la reencarnación.

[4] Narendranath Datta Vivekananda (1863-1902) fue el fundador de la Sociedad Vedanta, la primera misión hindú organizada en los E. U.

[5] Aunque Charles y Myrtle fueron ordenados al ministerio de la ciencia cristiana después de completar un curso en Chicago en el Seminario Teológico para la Preparación de Estudiantes de Ciencia Cristiana en 1891 que Emma Curtis Hopkins dirigía, fueron reordenados en una ceremonia posterior de la Unity. En 1909 Charles publicó su primer libro con título Curación Cristiana.

[6] Hasta el día de hoy los descendientes de la familia Fillmore continúan dirigiendo la organización principal de la Unity.

[7] Eran las ministros Panchita Menéndez y Sra. Francisca Méndez.

[8] De estos 6 fueron escritos por un miembro de la familia Fillmore y 2 por H. Emilie Cady.

[9] Ver La Sana Doctrina, "Por qué tanto sufrimiento?" V:3, (Mayo-junio. 1990.

[10] Ver La Sana Doctrina "La Dianética y la Iglesia de Cienciología", V:5 (Sept.-oct., 1990.

[11] Ver La Sana Doctrina "Elena G. de White y los Adventistas del Séptimo Día", VII:3 (Mayo-junio, 1992).

[12] La definición metafísica de sanación es la manifestación de la totalidad y la vitalidad en la mente y el cuerpo. Es el desarrollo de una conciencia que estimula un sentimiento de totalidad. Es la concentración en lo ideal de la salud física, mental y emocional como un proceso en la manifestación de buena salud en la vida de uno.

[13] Cady, H. Emilie. Lecciones acerca de la Verdad. Unity Village, Mo.: Unity Books, 1986. páginas 56-57.

[14] Pág. 67-69..

[15] Fillmore, Charles. Prosperity. Unity Village, Missouri: Unity Books, 1983. Fue publicado por primera vez en 1936 y la edición número 19 en 1983. pág. 60-63. Compara también pág. 259-260 en La historia de Unity escrito por James Dillet Freeman. En otro libro Charles escribió que "Tal como el hombre es un ser triple de espíritu, alma y cuerpo, así mismo la Biblia es una trinidad en unidad. Como cuerpo es un libro de historia, como alma un maestro de morales y como espíritu es maestro de los misterios del ser" (Mysteries of Genesis, pág. 8). Donald Curtis en "What Unity Is" indica que Unity interpreta la Biblia en forma metafísica, mística y alegórica (Unity, Feb. 1982), pág. 23-24.

[16] Charles Fillmore, Jesus Christ Heals, pág. 50. Aunque fue publicado originalmente en 1939 por la Unity School of Christianity, alcanzó su decimosexta edición en inglés en 1985.

[17] Ver La Sana Doctrina "Las Enseñanzas de la Nueva Era" VII:5 (Sept.-Oct., 1992) y "Dios, su creación y la Nueva Era", IV:3 (Mayo-junio, 1989).

[18] Ver La Sana Doctrina, "Las Apariciones", VII:4 (Julio-agosto, 1992).

[19] Contrario a esto, los ángeles anunciaron a los pastores que había nacido "en la ciudad de David un salvador, que era Cristo el Señor" (Lu. 2:11). El apóstol Juan llamó mentirosos a los que separaban Jesús del Cristo (1 Jn 2:22). Ver La Sana Doctrina "El Cristo de la Fe Cristiana", VII:6 (Nov.-dic., 1992).

[20] Ver La Sana Doctrina, "El Pecado", VI:4, (Julio-agosto, 1991).

[21] Aun la insistencia de que Myrtle escogió morir no cambia la realidad de que murió y fue enterrada. (Ver Witherspoon, Thomas E. Myrtle Fillmore, Mother of Unity (Unity Village: Unity Books, 1977), pág. 233, 240, 248, 249, 251. Para el cristiano la muerte significa que uno pasa a vivir en la presencia plena de Dios (Fil. 1:23-24; 2 Cor. 5:8). Además será destruida como el último enemigo (1 Cor. 15:25-26).

[22] Ver La Sana Doctrina, "¿Por qué tanto sufrimiento?" V:3 (Mayo-junio 1990).

[23] Ver La Sana Doctrina, "Dios, su Creación y la Nueva Era" IV:3 (Mayo-junio, 1989).

[24] Ver La Sana Doctrina "¿Usas estas normas para interpretar la Biblia?" II:3 (Abril, 1987).

[25] Ver "La Muerte de Cristo ¿Qué significa para nosotros?" La Sana Doctrina III:7 (Nov.-dic. 1988).

[26] En "Las enseñanzas de la Nueva Era" en La Sana Doctrina (VII:6, Nov.-dic., 1992) se clasifica Unity como un precursor de los movimientos de la Nueva Era debido a que comparte muchas doctrinas o principios con ellos.

[27] Haverson, Dean C., "Addressing the 'Positive Gospel' of the Metaphysical Movement", Christian Research Journal (Fall 1988), pág. 7.



[i].... Charles creía que la "Presencia" inteligente que le visitaba en sueños y visiones de la noche era Dios quien revelaba mucho de las verdades de la metafísica cristiana que enseñaba y plasmaba en sus escritos. Se le reveló el nombre Unity y el antiguo símbolo egipcio como emblema. Luego, esa Presencia le daba revelaciones y sensaciones físicas inesperadas. Nunca le pidió a esa Presencia a identificarse. Sólo suponía que era el Espíritu de Dios quien le dirigía.

[ii].... La metafísica en este sentido es un tipo de pensamiento esotérico y especulativo acerca del mundo y los principios más allá de los cinco sentidos que rigen la existencia.